Posse de bola no Facebook

Translate

sexta-feira, janeiro 30, 2015

Os velhos do Restelo

¿Por qué cree que Messi no pudo ser tan desequilibrante? No sé si fue tan así, porque si no estaba Messi, no pasábamos la primera ronda, y las pocas jugadas ofensivas pasaban por él. Se quedó sin tanta compañía en ofensiva. Y tampoco puede con todo, es un Mundial, no es tan fácil el tema, eh.

¿Le gustó la Selección en el último Mundial? No. Mejoró un poco con Holanda y jugó bastante bien la final.

¿El Barcelona de Guardiola fue el mejor equipo de la historia? No sé si de la historia, hay que compararlo con el Ajax de los 70, pero sí fue el mejor de los últimos 30 años. Y Guardiola es el mejor entrenador de los últimos 30 años.

Guardiola contó que antes de empezar como técnico vino a la Argentina para hablar con usted y con Bielsa, ¿qué recuerda de aquel encuentro? Estuvimos cenando en Piegari desde las 9 de la noche hasta las 3 de la mañana. Yo lo conocía de pasada pero después de haber escuchado sus inquietudes me di cuenta de que era un personaje muy especial. Al irme, le dije: “Creo que el fútbol te dio mucho y por eso vos tenés cierta obligación con el fútbol. Estás recontra preparado para ser uno de los mejores entrenadores del mundo”.

¿Lo vio en Buenos Aires cuando vino a dar sus charlas? Sí, claro, las dos veces, cenamos juntos. En la última, después de una temporada en el Bayern, le dije: “¿Sabés que vos sos uno de los pocos entrenadores del mundo, no sé si alcanzan con los dedos de una mano, que abre la puerta del vestuario, dice buenas tardes y todos saben cómo tienen que jugar? ¿Te das cuenta de eso? ¿Notás que Robben juega para vos? ¡Mirá que Robben rajó a cada tipo! Y ahora va a la derecha, amaga y la tira para atrás, antes pateaba todas al arco, está jugando para vos”. Se reía Pep.

En “Herr Pep”, el último libro sobre Guardiola, él hace hincapié en que lo único que no negocia es no correr. En eso se aleja de usted… Pará, pará. Correr mucho no significa disputar, chocar, dar patadas. Todos hablan de correr cuando la pelota la tienen los contrarios pero cuando la tenemos nosotros hay 2 o 3 corriendo y los demás miran. Y eso es imperdonable. No podés tener un equipo de pelotudos que corren para dar patadas y para quitar la pelota (ahora le sale humo de las orejas) y cuando tenemos la pelota hay 3 que corren y todos miran. Es como cuando le dan la pelota a Riquelme y todos están esperando a ver si hace el gol o si le da un pase gol a uno. ¡No, viejo, mové el culo, corré, mostrate!

¿Guardiola no es “vayan y jueguen”? No, para nada, yo tampoco soy “vayan y jueguen”, ¡eh! En los entrenamientos, yo me paro al lado del jugador y lo corrijo.



¿Cómo era su relación con Ancelotti en aquel gran Milán? Más que un gran jugador y entrenador es una gran persona. Muy inteligente. Tiene una idea y cuidado, no la cambia nunca. Fue un jugador fenomenal. Piense que cuando Berlusconi me fichó, yo le dije: “Quiero un director de orquesta, y ese es Ancelotti”. Él contestó: “¡Pero si no juega en esa posición! Y encima está lesionado de la rodilla”. Yo dije: “Si fichamos a Carlo vamos a luchar por ser campeones”. Y el último día del mercado me llamó Galliani para decirme: “Yo con la Roma estoy arreglado. Ahora convence tú a Berlusconi”. Y volví a llamarle. “¡Está lesionado, Arrigo, imposibilitado en un 20%!”. Y fui contundente: “No me preocupa su lesión de rodilla. Me habría preocupado que tuviera lesionada la cabeza, y su cabeza está al 200%”. Y lo fichó.

¿En qué le ayudó a triunfar? Al poco Berlusconi vino a verme: “Ancelotti es un director de orquesta que no conoce la música que tocamos”. Llamé a Carlo y se lo conté, y le dije que creía que tenía razón. Carlo me contestó: “¿Y qué hacemos?”.

¿Qué hicieron? Le dije que llegara a las sesiones una hora antes. ¡Ojo, ya tenía 28 años y estaba jugando con la selección! Y nos pusimos a simular todo lo que pasa en un partido con los chicos de la cantera. Y después de dos meses así, era el cerebro de mi Milán. Jugaba en la posición que ahora ocupa Kroos en el Madrid o en la que jugaba Xabi. Una vez, Maradona me dijo: “Ahora, contigo, Ancelotti también corre rápido”. Le contesté: “No corre rápido, piensa rápido”.

¿Cuál ha sido la última gran revolución en el fútbol? Hubo un proceso que empezó el Ajax con Michels y Kovacs y que afectaba a la dinámica del juego. Todo era rápido. Yo tenía la sensación de que la tele era demasiado pequeña para mostrar todo (risas). Era un fútbol de movimiento, de sincronía, armonioso, veloz. Los defensas estaban al ataque y los delanteros casi de defensas. Un fútbol total. Se pasó de lo individual a lo colectivo. El juego era como la trama de una película, y esa trama sólo te la puede dar el entrenador. Después fue nuestro Milán, del que World Soccer dijo que fue el que mejor jugó de la historia. Y Guardiola siguió esta evolución. Ahora veremos qué pasa con el Madrid.

Continua...aqui.

5 comentários:

DC disse...

Parece que o Ancelotti anda um bocado esquecido :)

Koboi disse...

Um senhor.
E sim, Ancelotti está a desapontar (apesar de escolher sp 2 gajos intelegentíssimos a jogar na posição dele - modric e kroos).
Demasiados egos, talvez.

Anónimo disse...

conhecem o rui batalha do gil? jogou no sacavenense.

Roberto Baggio disse...

Yup. perfeitamente

Anónimo disse...

joga fixe?